how to make your own site for free






Por un nuevo Chile

y

¿Qué es el Pacto Constituyente por Chile?

PACTO CONSTITUYENTE POR CHILE (PCC) lo formamos organizaciones de ciudadanos y ciudadanas abajo firmantes, que al calor del estallido social del 18 de octubre de 2019, decidimos agruparnos para lograr cambiar la actual Constitución redactada por la dictadura cívico militar a espaldas del pueblo, por una Constitución verdaderamente democrática. Somos:

Fuerza Cultural
Movimiento Democrático Popular
Movimiento por una Constituyente Democrática
Partido de Trabajadores y la Ecología
Partido Pirata
Partido por la Representación Ciudadana
Partido Chile Feminista

¿Qué queremos?

Aspiramos y luchamos por una Constitución que represente las demandas del pueblo chileno y que dé garantía de sus derechos a mujeres, hombres, jóvenes, niños, adultos mayores, minorías sexuales, discapacitados, pueblos originarios, entre otro/as de Chile. Creemos que esto, solo es posible, con la participación de todos y todas y a través de una Asamblea Constituyente.

Nuestra misión es contribuir a que este proceso sea democrático y participativo, para que por primera vez, la Constitución sea redactada con participación del pueblo, como dueño y protagonista de su futuro. Buscamos promover que sea la ciudadanía quien ejerza este derecho de manera libre, informada e igualitaria, mediante la elección de representantes que surjan de procesos participativos, ya sean estos, cabildos, asambleas, encuentros territoriales, u otros mecanismos.

Por esto, creemos que esta Nueva Constitución debe sustentarse en la justicia social, tal como lo exigimos los ciudadanos en las calles a partir del 18 de octubre, garantizando nuestros derechos políticos y sociales. 

¿Cómo lograremos nuestro objetivo?

El proceso de elecciones de delegados para la redacción de la Constitución no es plenamente democrático. El sistema de D'Hondt que se utiliza en Chile no permite la participación igualitaria de los integrantes de la sociedad chilena, dejando a los independientes y las organizaciones sociales con muy pocas posibilidades de representación.
Creamos nuestras propias organizaciones porque no nos sentimos representados por los partidos políticos actuales, que durante treinta años han contribuido a mantener y acrecentar la brecha entre ricos y pobres, dando todo tipo de privilegios a los de arriba a costa de los trabajadores y trabajadoras, siendo hoy Chile, unos de los países mas desiguales del mundo.
Así, a través de una lista propia (el Pacto), podamos entregar cupos de representantes a las asambleas territoriales desplegadas en todo Chile, así como también a independientes que no tengan las posibilidades de presentar sus propias candidaturas y candidatos salidos desde el propio Pacto.

Como Pacto Constituyente por Chile (PCC) trabajaremos afanosamente, para que la nueva Constitución Política que haremos entre todos, contenga y garantice los siguiente derechos:

1.- Respeto a los Derechos Humanos de todos y todas. Rechazamos todo tipo de violencia ejercida por las instituciones del Estado contra el pueblo, ante cualquier circunstancia.

2.- Derecho a una Educación Pública gratuita y calidad a nivel pre escolar, escolar y superior. La educación debe ser un derecho para todos y todas ya que potencia el desarrollo de los seres humanos, debiendo considerarse como una inversión para la Nación y el principal mecanismo de trasformación social y política. Rechazamos que la educación sea considerada un bien de consumo.

3.- Derecho a la salud de todos y todas. El Estado debe garantizar el acceso a una salud eficiente y oportuna a través del Sistema Público. Un sistema de protección a la vida de todos los ciudadanos y ciudadanas, sin ningún tipo de discriminación. Rechazamos el actual sistema de salud mercantilista, donde su acceso y calidad, depende del bolsillo del “cliente”

3.- Derecho a una Vivienda e infraestructura urbana Digna. El estado debe desarrollar políticas de vivienda que garanticen un techo para todas y todos. Rechazamos la actual política de segregación urbana, donde se propician barrios para ricos y barrios para pobres.

4.- Derecho al trabajo y salarios justos tanto para hombres como para mujeres. Rechazamos todo tipo de explotación y discriminación, avalado en un Código del Trabajo que en su mayor parte, favorece a los dueños de Chile, en desmedro de los trabajadores.

5.- Derecho a una vejez protegida. Se debe garantizar, que una vez finalizada la vida laboral, las personas reciban pensiones que les permitan solventar todos sus gastos y servicios de salud acorde a sus necesidades. Rechazamos el actual sistema de pensiones AFP, que representan un negocio para los grandes grupos económicos a costa del dinero de los trabajadores.

6.- Derecho a la inclusión en todo ámbito y condición. Las personas debemos tener igualdad de derechos, independientemente de la etnia, religión, género, edad, nacionalidad, situación socioeconómica, discapacidad, orientación sexual y cualquier otra condición. Todos somos diferentes, pero con igualdad de derechos, rechazamos cualquier tipo de discriminación.

7.- Derecho a la Cultura y esparcimiento. La cultura debe estar al acceso de todos y todas y no debe ser privilegio de algunos. El cine, teatro, música, pintura, danza y otras expresiones, son parte de nuestro patrimonio cultural y nos pertenece a todos y todas. Aspiramos que existan políticas culturales que permitan al pueblo desarrollar y disfrutar de todas las expresiones artísticas. También reconocer a los migrantes como un aporte cultural que nos enriquece como pueblo.

8.- Derecho y Obligatoriedad de cuidar el medio ambiente. Un modelos de desarrollo sostenible y de defensa del medio ambiente, donde su preservación sea una responsabilidad de todos y todas. Rechazamos que en pro de las ganancias económicas de algunos pocos, se destruyan nuestros bosques, mares, ríos, flora, fauna y glaciares. El agua no puede ser un bien que se tranza en el mercado, el agua debe ser de propiedad de todos y todas los chilenos.

9.- Respeto a todos los Derechos de los Niños y Niñas. Aspiramos que la nueva constitución política, garantice el cumplimiento de los derechos de la niñez y los tratados firmados por Chile al respecto. Rechazamos cualquier tipo de discriminación y /o violencia a niños y niñas que vivan en nuestro territorio. 10.- Participación paritaria, en el ámbito público y privado, solo así se verán realmente representadas las demandas, necesidades sociales y culturales que históricamente han sido postergadas. Rechazamos la discriminación salarial hacia las mujeres, el no reconocimiento del trabajo doméstico y cuidado de los hijos.

En conclusión, Pacto Constituyente por Chile (PCC), es para quienes lo componemos, una oportunidad de ser parte del proceso constituyente y de la construcción de un país justo, habitable para todos y todas y donde podamos sentirnos representados y respetados en dignidad y derechos. Somos parte del pueblo (no sus voceros) y nos sentimos comprometidos con nuestro fututo y el de nuestros hijos y nietos.

SÍguenos